Tras una serie de idas y venidas del Tribunal Supremo respecto a quién le correspondía hacerse cargo del pago de los gastos hipotecarios – tasación, notaría, registro, gestoría, apertura del préstamo, cancelación, … – acabó declarando que  la imposición de los todos los gastos de formalización de una hipoteca al prestatario era una práctica abusiva.

Y es que no era justo que el cliente se hiciera cargo de todos los gastos. Por lo que el Tribunal Supremo puso de manifiesto la importancia de un reparto equitativo de los costes y la necesidad de transparencia en la firma de los contratos hipotecarios.

Aunque la tendencia jurisprudencial ha ido variando con los años, el pleno del Tribunal Supremo concluyó que el pago de los gastos se resolvería de la siguiente manera:

  • 50% del notario por la firma de la hipoteca.
  • 50% de la gestoría por la tramitación de la hipoteca.
  • 100% del Registro de la Propiedad por la inscripción de la hipoteca.

Dada la decisión del Tribunal Supremo era obvio que los consumidores comenzaran a reclamar los gastos de hipotecas a las entidades el dinero que habían pagado de más. Por lo que los bancos, ante la avalancha de reclamaciones, buscaron de forma rápida resquicios legales y procesales para no devolver el dinero.

Alegaciones bancarias para no devolver los gastos hipotecarios

Puesto que los bancos también tienen sus propios abogados, estos no han cesado hasta encontrar alternativas para lograr que las entidades bancarias no se vean obligadas a devolver a sus clientes el dinero de los gastos hipotecarios que pagaron de forma injusta.

Por lo tanto, no es extraño que ante la reclamación de un prestatario el banco responda con alguna de las siguientes alegaciones:

 Retraso desleal

Los afectados por los gastos hipotecarios podrán reclamarlos aunque el préstamo se haya amortizado. Sin embargo, al haber transcurrido bastante tiempo desde la firma del contrato hasta el momento de la reclamación, los bancos pueden alegar que existe un ‘retraso desleal’ o lo que es lo mismo una dejadez por parte del cliente en ejercer su derecho a recuperar su dinero. Por lo que no se verían obligados a devolver ni un céntimo.

Falta de legitimación

Puesto que algunos de los gastos hipotecarios como los de registro, notaría o gestoría se realizan a un tercero, los bancos se resguardan bajo este paraguas alegando que la entidad no recibió el dinero. Y es que pese a que el Tribunal Supremo declaró la nulidad de los gastos hipotecarios, también dejó claro que los registradores, notarios o gestores deben cobrar lo que les pertenece por su trabajo.

Condición de consumidor

Los profesionales o comerciantes no se benefician de la aplicación automática de esta doctrina que favorece al consumidor. La razón es que la normativa sobre contratación con consumidores protege a la parte más débil, y un profesional no lo sería al suponerse un mayor conocimiento y experiencia. Pero ello no quiere decir que no puedan conseguir la nulidad de estas cláusulas y la devolución de los gastos hipotecarios. Hay ocasiones en las que no pierden la condición de consumidor, como ponen de manifiesto los tribunales. La justicia ha aplicado la legislación de consumidores y usuarios a particulares que adquirieron la vivienda para invertir o alquilar posteriormente, por ejemplo.

Reclamar con abogados expertos

Dada la situación, la solución más efectiva para reclamar los gastos hipotecarios es recurrir a abogados con experiencia en la reclamación de gastos hipotecarios.

En LexBanc, tras recibir tu solicitud de reclamación de los gastos hipotecarios, nuestro equipo de abogados se detendrá en estudiar tu caso al detalle para averiguar qué gastos has pagado de más en el contrato hipotecario. Este estudio será gratuito y sin compromiso.

Si nuestros abogados concluyen que la reclamación es viable, se pondrán en contacto contigo para iniciar los trámites y así lograr que el banco te devuelva lo que pagaste de más. Y, por supuesto, si la entidad bancaria no responde a nuestra solicitud procederemos a presentar una demanda judicial.

 

Reclamar gastos hipoteca