La cláusula suelo es un condición del banco que imposibilita a los clientes beneficiarse de cualquier caída del euríbor y, por consiguiente, pagar menor en las cuotas mensuales. Se trata de una cláusula que establece un tipo de interés mínimo a pagar.

En España, salvo contadas excepciones, la gran mayoría de entidades bancarias establecieron cláusulas suelo en las hipotecas.

A día de hoy la Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (ADICAE) informa que han sido presentadas demandas contra más de 100 bancos españoles y que los principales bancos afectados por el fraude de estas cláusulas abusivas han sido BBVA, Caixabank, Bankia, Sabadell y Cajamar entre otros.

Y aunque es difícil establecer una cantidad defraudada exacta se calcula que la cantidad gira en torno a los 3.000 y 7.000 millones de euros.

Tras declarar el Tribunal de Justicia de la Unión Europea la retroactividad total de la cláusula suelo al considerarla una cláusula abusiva, los entidades bancarias españolas deben devolver todo el dinero que han estado cobrando de más a sus clientes.

Quién puede reclamar la devolución de la cláusula suelo

La Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios (LGDCU) regula y define qué es una cláusula abusiva y quién está en todo su derecho a iniciar un trámite para eliminarla de su contrato hipotecario.

Es importante destacar que aquellos clientes que firmaron una hipoteca en con interés fijo no están afectados por esta cláusula y, por consiguiente, no han sido víctimas de un cobro abusivo.

En principio pueden reclamar la cláusula suelo los afectados que consideran que firmaron su contrato hipotecario sin haber sido informados de la presencia de una cláusula abusiva o quienes consideren que recibieron una información poco transparente o engañosa por parte de la entidad bancaria.

Podrán reclamar la cláusula suelo todas aquellas personas físicas consideradas como consumidores y usuarios. Es decir, aquellas personas que solicitaron y firmaron un préstamo hipotecario para la adquisición de una vivienda, ya fuera la primera vivienda o segunda vivienda y cuyo uso no fuera profesional.

Sin embargo, la LGDCU deja fuera de su protección a profesionales (autónomos) y a mercantiles (empresas), siempre y cuando la hipoteca fuera usada para su negocio.

Qué documentación es necesaria para reclamar la cláusula suelo

Para reclamar la cláusula suelo es necesario disponer de la siguiente documentación:

  • Escritura del préstamo hipotecario.
  • Será en este documento en el que encuentres la cláusula Tercera-Bis, la cual es la que limita la bajada del Euribor.
  • Las escrituras con posteriores modificaciones del préstamo hipotecario que hubiera existido en el préstamo hipotecario (aumento de plazo de amortización, carencia, etcétera)
  • Cuadro de amortización del préstamo hipotecario.
  • Este documento debe ser proporcionado por el banco y en él se registran todos los datos del préstamo: los intereses pagados, el % aplicado, si el interés ha bajado o si se ha mantenido fijo, …

Plazos para reclamar la cláusula suelo

Hasta que no se haga público lo contrario, es posible reclamar una hipoteca tanto si se ha terminado de pagar como si aún se está pagando. Aunque si bien es cierto, la reclamación tendrá más peso si la hipoteca aún se está pagando.

Una vez que una hipoteca se haya cancelado, la mejor opción es reclamar cuando antes para tener más posibilidades de conseguir la nulidad. No obstante, se trata de un proceso que no prescribe judicialmente, por lo que no existe un plazo máximo para iniciar las reclamaciones.

Por lo general, y aunque no hay un tiempo establecido para este proceso, tras presentar una reclamación, la respuesta por parte del juzgado suele tardar en torno a un año y medio, dependiendo del juzgado.

A través de las cláusulas suelo se han estado realizando cobros indebidos a millones de españoles desde el momento en el que firmaron su hipoteca. Así que si te encuentras entre ellos, debes saber que ha llegado el momento de solicitar una devolución de la cláusula suelo al banco. Por suerte, los tribunales europeos están de tu lado.

Esta información que te hemos presentado es muy útil e importante, pero te recomendamos que acudas a un despacho de abogados especializados si realmente tienes intención de reclamar a una entidad bancaria. Estos profesionales estudiaran tu caso y en función a tu perfil te ayudarán a poner solución a tu problema, ya que cada hipoteca es un mundo.

Reclamar cláusula suelo