¿Te gustaría saber como te puede afectar la ampliación de capital del banco popular? Pues sigue leyendo.

Son miles los perjudicados por la ampliación de capital del 2016, que se hizo de malas maneras y con un evidente ocultamiento de información por parte de la entidad bancaria hacia sus inversores.

La verdadera situación económica del banco solo era conocida por la dirección del Popular, la cual no informó de los riesgos que podrían sufrir aquellos que confiaron en su solvencia. A consecuencia de sus pérdidas y para evitar el colapso tuvo que ser vendido al Santander, en una operación que sigue trayendo cola por sus peculiaridades.

Depositantes del banco popular

Los depositantes del antiguo banco popular pasan a formar parte del Banco Santander. Es decir, tras la compra de este último todos aquellas personas que tuvieron abierta una cuenta bancaria en la entidad con carácter inmediato y automáticamente pasan a tener una cuenta del Santander.

También aquellos que poseían un fondo de inversión vieron como éste era trasladado a la nueva entidad.

El Banco Santander asegura, por lo tanto, todas estas operaciones, aunque con la obligación de presentarles las nuevas condiciones a sus nuevos clientes. Así que si ese es tu caso, en principio, puedes estar tranquilo.

Además en España existe un Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) que garantiza cantidades de hasta 100.000€, por lo que tus depósitos están cubiertos por este fondo. Sin embargo, el FGD no se aplica a los Fondos de Inversión ni a los Planes de Pensiones, pero no se verán afectados negativamente.

Accionistas y tenedores del banco popular

En el caso de que seas accionista o tenedor del Banco Popular la cosa cambia, ya que tras la venta al Santander esas acciones perdieron su valor. Las acciones se comercializaron como un producto financiero seguro y de alta rentabilidad, pero lo cierto es que no fue así. En los folletos no se especificó claramente los riesgos de la operación y además se realizó una campaña para vender la estabilidad de la entidad a presentes y futuros inversores. ¿Un engaño?

Esto motivó que mucha gente atraída por los cantos de sirena que prometían ganancias seguras decidieran utilizar ahorros para comprar acciones.

Si te convertiste en un pequeño accionista ya estarás al tanto de todo lo que sucedió después. Confundieron objetivos con realidad. La entidad no reflejó en su contabilidad una imagen fiel de la situación económica. No aplicó la normativa contable en uso y fue demasiado optimista respecto a los créditos de los morosos. En otras palabras: se infló las cuentas para sostener una situación insostenible. parece que falseó o infló cuentas para sostener una situación insostenible.

La entidad arrojaba cuantiosas pérdidas y con la ampliación de capital no fue suficiente, lo que terminó en una venta por valor en un euro al Banco Santander, que escondía otra ampliación de capital que evitaba el riesgo de quiebra.

Seguro que te estás preguntando, ¿qué pasa ahora con mi dinero?

El Banco Santander es responsable porque se ha convertido en su sucesor. Sin embargo, esto debe dirimirse en sede judicial.

El Banco Santander es propietario delBanco PopularSignifica que, aunque siga existiendo como marca, el Banco Popular ha dejado de tener personalidad jurídica. Legalmente ahora pertenece a todos los efectos al Santander y en breve dejará de existir su nombre comercial.

Esto no convierte a los accionistas del Banco Popular en accionistas del Santander, pero si los habilita para tratar de depurar responsabilidad con la compradora. Es decir, como afectado por la ampliación del banco popular que se realizó previa a la venta podrías tener opciones de reclamar por vía civil y penal, si fuera posible, todas las actuaciones que afectaron a tus bonos, obligaciones subordinadas, depósitos, fondos de inversión y acciones de la ampliación de capital.

Lo más importante es establecer los plazos de prescripción de las acciones que se pueden ejercer e iniciar cuanto ante las gestiones oportunas para poder recuperar tu inversión.

Si te encuentras entre los afectados por las acciones, estas son las recomendaciones para reclamar las acciones Banco Popular.